“Padel Workers” por el mundo: José Landeta

Que el virus del padel se está extendiendo por el mundo es ya un hecho, y que en buena parte es gracias a profesionales que se dedican a la enseñanza del mismo también. Por ello, abrimos esta sección donde queremos que conozcáis un poco más y mejor las experiencias de los que un día decidieron dejarlo todo en España por enseñar padel en otros países.

Hoy vamos a conocer a José Landeta, que tras 6 años en Londres dando a conocer el padel, hizo las maletas rumbo a un nuevo destino: Austria.

Hola José, cuéntanos un poco sobre ti. De dónde eres, qué edad tienes, dónde vives actualmente y a qué te dedicas dentro del mundo del padel.

¡Hola! Pues mi nombre completo es José María Landeta, lo acorté a Jose porque fuera de España llamarse María está visto un poco raro ;). Tengo 34 años, y aunque nacido en Buenos Aires, desde los dos añitos en España y criado en El Puerto de Santa Maria (Cádiz). He estado ligado al padel de una u otra manera toda mi vida, aunque fue en la universidad en Pamplona a los 19 años cuando empecé a dedicarle tiempo profesionalmente. Nunca llegué a competir en el circuito profesional. Elegí dedicarme a los estudios y a enseñar, y esto último es lo que sigo haciendo. Dentro del padel hay que saber hacer muchas otras cosas, pero a mi lo que realmente me gusta es la enseñanza.

¿Cuándo diste el salto de irte a vivir y trabajar fuera de España con el padel?

Fue en Enero de 2013, con 28 años, ¡y de auténtico milagro!

¿Cuáles fueron las razones que te llevaron a dejar tu país y lanzarte a la aventura?

En la universidad estudié Derecho y más tarde me especialicé en Derecho Deportivo. El padel después de la universidad pasó a un segundo plano. Después de varias experiencias laborales, en plena crisis de empleo en España, recibí una llamada de un amigo que vivía en Londres. Me dijo que estaban buscando a alguien para desarrollar la parte del padel dentro de una importante empresa inglesa. El problema que estaban teniendo era que no encontraban a alguien con el nivel de padel y de inglés suficiente, asi que en ese momento no tenía mucha competencia por el puesto. Fui en un viaje relámpago a Londres, vi las instalaciones, me contaron el proyecto, tuve la entrevista y no lo dudé un instante. A la semana siguiente estaba viviendo en Londres.

¿Te fuiste con trabajo ya desde España o te tuviste que buscar la vida allí?

Gracias a Dios me fui con trabajo. Sinceramente, si no me hubieran llamado gracias a mi amigo que les dio mi referencia, no creo que me hubiera animado a dar el salto. Sobretodo porque por aquel entonces no sabía ni que existiera el padel allí.

¿Cómo fue tu experiencia en UK?

Mi experiencia en UK ha sido muy enriquecedora y a la vez un auténtico desafío. Como única persona responsable del padel en el club, en un sitio donde absolutamente nadie sabe lo que es o ni siquiera han oído hablar, tu papel es mucho más comercial que otra cosa. Durante mis 6 años en el club, cada semana explicaba las reglas básicas del juego y me encontraba a gente jugando directamente contra las paredes porque creían que era squash. Otros creían que eran pistas de mini tenis con paredes para que las bolas no se vayan…en fin, ¡mil anécdotas de este tipo! Por otro lado, ser el profesor referente de tu deporte favorito en una ciudad como Londres es un autentico honor y muy gratificante. También, la cantidad y variedad de gente que conoces te hace ver la vida desde un punto de vista que jamás te imaginas si solo has vivido en España.

He visto desde dentro el crecimiento del padel en UK, que empezó muy lento, pero gracias al esfuerzo de las personas que forman British Padel, está en su mejor momento. Solo me llevo buenos recuerdos.

¿Cómo ves la proyección del padel en Austria y en el mundo?

No os cuento nada nuevo si os digo que el padel está creciendo a un ritmo frenético en los últimos años. Pero también es verdad que hay países en los que las cosas se están haciendo mejor que en otros. Se habla mucho de la integración de las federaciones de padel dentro de las de tenis, lo que ayuda al desarrollo del padel a corto plazo. No estoy seguro de que sea la mejor solución para nuestro deporte a largo plazo, pero es sólo mi humilde opinión. Sin embargo, de momento en los países que hacen esto el padel está funcionando de maravilla, asi que esperemos que siga así.

Llevo muy poco tiempo en Austria y en marzo empiezo a trabajar en un nuevo club a las afueras de Viena en un club que se llama Sprung Art.

 Si tengo que hacer una comparación, diría que el padel en Austria está como en UK hace 2 o 3 años. La Federación no hace lo que tiene que hacer y está bloqueando un poco el desarrollo del deporte en el país, pero poco a poco, con inversiones privadas, van apareciendo pistas nuevas por todo el país. Hay que darle tiempo, pero como en el resto de Europa, el padel tendrá su boom particular en Austria también. No me cabe duda.

¿Qué dificultades te has encontrado con el idioma y la forma de vida en Austria?

 Dejé Londres por Austria única y exclusivamente porque mi mujer es austriaca y tenía muchísimas ganas de volver a casa. Si no, estoy convencido de que seguiría allí. Efectivamente, el idioma es un problema. Pero solo a medias.

En Austria se habla alemán, y si realmente quieres integrarte en la vida cotidiana austriaca, no te queda mas remedio que aprenderlo. Asia que en eso estoy, con cursos intensivos por las mañanas y padel por las tardes. Vuelta al cole!

Pero con el inglés puedes sobrevivir en el día a día. En todos los comercios, restaurantes, etc., hablan inglés sin problema.

Y en cuanto a la forma de vida, es el estilo centro europeo. Es decir, muy normal para todos los europeos menos para los españoles. Creo que va a ser que los raritos somos nosotros.

Fuera bromas, Austria es un país increíble y Viena es una ciudad espectacular para vivir. La mejor del mundo según las revistas. Así que no me puedo quejar.

Lo mejor y lo peor de tu experiencia en UK y en Austria con el padel

De momento puedo hablar sobre UK porque no he tenido la experiencia suficiente en Austria aun para tener una opinión.

Lo mejor de UK en mi experiencia personal con el padel es el club en el que estaba. Unas instalaciones indoor envidiables donde me dieron plena libertad y confianza para trabajar con mis métodos. Y por supuesto toda la gente que he conocido gracias al padel. Eso no tiene precio!

Lo peor que he vivido es la falta de apoyo institucional, que aun no reconoce el padel como deporte oficial en UK. Como consecuencia, los emprendedores que quieren aventurarse en el mundo del padel en el Reino Unido encuentran demasiadas trabas. Pero se sigue trabajando para que esto no pase.

Acabas de lanzar un nuevo proyecto. ¡Cuéntanos!

Si! Estando aún en Londres organicé un par de viajes con gente de mi club a Menorca para entrenar, jugar y visitar la isla. Tuvieron tanto éxito que decidí hacerlo de forma profesional y no solo a Menorca, sino por todo el mundo.

Se llama Padel Escapes (www.padelescapes.com), y es una empresa de organización de vacaciones de padel. Creo firmemente en la mezcla entre deporte y turismo, y eso es lo que ofrecemos. Una experiencia única, con clases de padel, torneos con jugadores locales, excursiones, etc. Todo planeado para dar un servicio personal y de calidad en el que el cliente no se tiene que ocupar de nada y yo siempre estoy presente, no solo como entrenador sino como coordinador del viaje.

Es algo que los extranjeros llevan haciendo muchos años en España con el golf y el tenis, pero con el padel había un vacío importante. Pero nuestra idea es no sólo dar el servicio a los extranjeros que quieran jugar al padel en España, sino para los millones de españoles padeleros que quieran tener esa experiencia en el extranjero y medirse a rivales locales mientras descubren nuevos destinos. Esto último es algo revolucionario, porque hasta hace muy poco no había la posibilidad de ir al extranjero a jugar al padel. Pero ahora, hasta en el destino más remoto encuentras alguna pista. ¡Increíble!

¿Qué le dirías a alguien que esté pensando en irse a trabajar en el sector del padel fuera de España?

Le diría que se anime sin duda. Cada vez hay mas demanda. Hoy en día el hecho de ser español es un plus. Esto quizás se acabe perdiendo con los años, pero hay que aprovechar el momento.

Eso si, si el padel es nuevo en el país, no puedes esperar tener la misma demanda de clases y alquiler de pistas que en España. Hay que trabajar duro y tener mucha paciencia. Y obviamente por lo menos el inglés (o el idioma del país al que vayas) hay que dominarlo bien.

¿Volverás a España?

De vacaciones y cuando me jubile. Mi carrera profesional la mantendré en el extranjero. Primero en Inglaterra, ahora en Austria, y en el futuro donde me necesiten. Dar a conocer mi deporte favorito por el mundo es lo que más me gusta, y eso no lo puedo hacer en España por desgracia.

¡Desde Work in Padel te deseamos muchísimos éxitos allá donde vayas!

Padel Workers por el mundo

Deja un comentario